Procesamiento Consular

El procesamiento consular es uno de los caminos hacia el estatus de residente permanente (obtención de una tarjeta verde). Cuando una persona fuera de los Estados Unidos tiene una petición de inmigrante aprobada y un número de visa de inmigrante inmediatamente disponible, él o ella puede solicitar en un consulado del Departamento de Estado de los EE. UU. en el extranjero una visa de inmigrante para poder venir a los Estados Unidos y ser admitido como un residente permanente.

El primer paso en el procesamiento consular es determinar en qué categoría de inmigrante encaja. Hay muchas formas diferentes de obtener el estatus de residencia permanente, incluso a través de la familia, un trabajo o el estatus de refugiado o asilado. Una vez que determine qué categoría se aplica a su situación, se debe presentar una petición de inmigrante en su nombre. Por ejemplo, si está buscando una tarjeta de residencia a través de un familiar, un ciudadano estadounidense o un pariente residente permanente debe presentar una Petición de familiar extranjero por usted. Si tiene un trabajo disponible, el empleador estadounidense presenta una Petición de trabajador extranjero por usted. Cada categoría de inmigración tiene sus propios formularios y requisitos. Si se rechaza la petición, se darán los motivos en el aviso junto con cualquier información sobre los derechos para apelar la decisión.

Si el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) aprueba la petición, se envía al Centro Nacional de Visas (NVC) del Departamento de Estado, donde espera un número de visa de inmigrante. El NVC es responsable de cobrar las tarifas de solicitud de visa y la documentación de respaldo; ellos le notificarán a usted y al peticionario cuando se reciba su petición aprobada, y nuevamente cuando un número de visa de inmigrante esté a punto de estar disponible. Es importante notificar al NVC si hay un cambio en su situación personal, como un cambio de dirección o estado civil.

La Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) establece la cantidad de visas de inmigrante que se pueden emitir cada año. En determinadas categorías, la demanda es mayor que la oferta de visas y hay lista de espera. La duración de la espera para obtener una visa depende de esta oferta y demanda, así como de las limitaciones sobre la cantidad de visas por país y categoría. Las visas de inmigrante disponibles para familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses (padres, cónyuges e hijos solteros de ciudadanos estadounidenses) son ilimitadas, por lo que siempre están disponibles.

Una vez que la visa esté disponible, la oficina consular programará una entrevista para el solicitante y completará el procesamiento del caso. Si la oficina consular decide que usted es elegible para una visa de inmigrante, se le entrega un paquete de información llamado «Paquete de Visa». No debes abrir este paquete. En su lugar, entrega el paquete de visa al oficial de Aduanas y Protección Fronteriza a su llegada a los Estados Unidos. Si usted es declarado admisible después de una inspección por parte del oficial, será admitido como residente permanente de los Estados Unidos y se le enviará su tarjeta de residencia por correo.

Si está considerando el procesamiento consular como un camino hacia el estatus de residente permanente (una tarjeta verde), debe discutir su situación con un abogado de inmigración con experiencia. Llámenos hoy al 847-258-9954 o envíenos un correo electrónico a info@oclaw.us.